Hace 200 años, José Félix Ribas nos convocó a organizarnos para ser independientes y soberanos y sentimos esa victoria en nuestros corazones.
Hoy nos estamos convocando nuevamente, pero no a la batalla de sangre.
Elevemos la lucha al poder del debate.
Los que buscan la guerra son pocos y se han manifestado. No permitamos que nos representen.
En este país, somos más los que queremos, buscamos y construimos la paz, y nuestra batalla es desde el amor en la conducta y no sólo en palabras.
Desterremos para siempre la violencia de la humanidad.

Imagen

Anuncios