Vea el momento exacto cuando la reportera Petra László de un canal de televisión húngaro le propina una zancadilla a un refugiado sirio que corría con un niño tomado de la mano para escapar de la policía tras dejar un campo de internados en la localidad de Röszke, a 180 kilómetros de Budapest.

Según el diario español El Mundo, este martes el canal de televisión para el que trabajaba esta reportera decidió rescindir de los servicios tras haber difundido este vídeo que se hizo viral. El elemento audiovisual deja en evidencia como algunos periodistas transgreden esa delicada frontera entre informar y ser ellos la noticia.

Szabolcs Kisberk, el jefe de redacción de la planta televisiva afirmó que el desempeño de László fue “inaceptable” y se dio a entender que la relación laboral con la mujer había sido finalizada.

Según el medio español, el canal de televisión emitió un comunicado que destaca que el contrato de la reportera ha sido rescindido con efecto inmediato, “consideramos que el caso está cerrado”, sentencia el escrito.

“Fue inaceptable” indicó la empresa de televisión. Foto: Correo del Orinoco

Fuente: El Mundo

Anuncios