Bien lo decía el maestro Kapuscinski: “Las malas personas no sirven para este oficio” pese a que esta trillada frase sólo parece que la recordamos cuando celebramos el Día del Periodista.

Muchos y muchas de los que tenemos la responsabilidad de laborar para informar parece que hemos olvidado esos principios básicos del periodismo, de los cuales quisiera rescatar dos que son comunes en los millares de códigos de conducta, cartas y declaraciones establecidos en todo el globo terráqueo.

Esa aseveración la lanzamos una vez que hemos analizado, discutido e incluso reprochado la actitud que asumió recientemente un periodista venezolano que al parecer ha perdido el camino de humildad pero por sobre todas las cosas de la responsabilidad que tenemos a la hora de realizar nuestro trabajo.

Sólo queremos dejarle un consejo: Por favor no practique lo que verá a continuación en el periodismo:

Anuncios