Portada del Diario 2001
Portada del Diario 2001

La masacre virtual de Tumeremo que se hizo violentamente viral este sábado en las redes sociales producto del rumor, ese mismo que los medios de comunicación lo convirtieron en un hecho noticioso de alto impacto, nos recuerda a aquella invención del maestro, Gabriel García Márquez, durante un congreso de escritores, donde intentó explicar las diferencias que estriban al momento de contar un cuento y escribirlo.

“Algo muy grave va a suceder en este pueblo”, seguramente fue el presentimiento de un par de voceros políticos con determinados intereses, para que las corporaciones mediáticas se fueran de boca a repetir la presunta información, sin siquiera investigar la certeza de ese supuesto hecho.

Aprovechándose de las bondades y de la inmediatez que representan las redes sociales en la actualidad, el rumor se espació en cuestiones de minutos y consiguió su objetivo: atemorizar a la población. Casi instantáneamente se registró en Turmeremo un paro comercial y varias protestas.

Aquella presunta “masacre” en las minas de “Atenas/Tumeremo”, ubicadas según una fuente a una hora de cuatro ciudades distintas del estado Bolívar fue desmentida recientemente por el Gobernador de la entidad. Sin embargo, los pobladores de esa localidad apoderados de “un tremendo y verdadero pánico”, citando al Gabo, se mantienen bajo protesta mientras algunos líderes políticos se refugian en las redes y en los medios de comunicación diciendo: “Yo dije que algo muy grave iba a pasar, y me dijeron que estaba loco”.

Que no nos caigan a cuento, en eso el Gabo tenía razón, el rumor debe verse bajo una óptica crítica para que nos podamos dar cuenta la transformación que experimenta ese “cuento” desde que se echa hasta que se escribe.

Desde Conciencia Periodística esperamos que las autoridades realicen las investigaciones pertinentes y ofrezcan el parte real de esta situación con el propósito que esto constituya una lección para algunas empresas de la comunicación, que  han descuidado la fase de verificación de los hechos al momento de informar.

 

Anuncios