Argentina decidió suspender la emisión del canal estatal ruso de noticias Russia Today (RT), casi dos años después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, y la entonces mandataria argentina, Cristina Fernández, dieran inicio a la emisión durante una videoconferencia.

Según informó el canal en su web oficial, la Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (RTA SE), que administra los medios de comunicación estatales de ese país, tomó la decisión de suspender la emisión.

El Gobierno que desde diciembre encabeza el conservador Mauricio Macri decidió que la suspensión entrará en vigor en un plazo de 60 días.

“RTA SE ha tomado la decisión de hacer uso de la facultad contenida en el segundo párrafo de la cláusula segunda de los convenios (…) suscritos oportunamente con ustedes y en consecuencia dar por rescindidos ambos convenios”, expresa una misiva remitida por RTA a TV-Novosti, que gestiona RT.

En la misma carta, fechada el 9 de junio, se transmite el “agradecimiento” de RTA SE por el “aporte efectuado” por la empresa rusa a través de la cesión de las imágenes de Russia Today “al Sistema Experimental de Televisión Abierta Digital y el Sistema de Televisión Satelital”.

El escrito manifiesta que esta decisión no descarta la celebración de otros futuros acuerdos de colaboración. Como se recordará, en octubre del 2014, Fernández y Putin celebraron una videoconferencia en la que anunciaron la inclusión del canal ruso en su versión en español en la televisión digital argentina y renovaron su apoyo mutuo en materia internacional.

Desde Argentina, Fernández, presidenta entre el 2007 y el 2015, dio la bienvenida a la “pluralidad de voces y de culturas” que suponía a su juicio la incorporación de RT a la televisión de su país y remarcó que permitiría acceder a información “sin la intermediación de grandes cadenas internacionales que transmiten las noticias de acuerdo a sus intereses”.

Por su parte, Putin consideró que se libraban “severas guerras informativas” con “intentos de actores internacionales de establecer el monopolio de la verdad”, por lo que reclamó “fuentes de comunicación alternativas” y puso a RT como ejemplo.

El canal señaló que desde entonces alrededor del 80 % de la población argentina (entre 33 y 35 millones de personas) sintonizaba gratuitamente la señal de RT.

Ya el pasado marzo, el Gobierno argentino anunció la desvinculación del país con otra cadena, Telesur, un canal interestatal que tiene su sede principal en Caracas. El Estado argentino era propietario del 16 % de las acciones de la sociedad dueña de Telesur y en la que también son accionistas los Estados de Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Uruguay.

Con información de EFE

Anuncios