Más de 50 expositores de los cinco continentes participan desde este domingo en el Congreso Mundial de Medios Noticiosos (World News Media Congress), en Cartagena, Colombia; actividad organizada por la asociación de periódicos Wan-Ifra.

En tres ciclos, directores de distintos medios del mundo, disertan sobre los medios de comunicación, los editores periodísticos y lo que le es más atractivo: el aspecto publicitario, critican la presunta falta de libertad de expresión en algunos países, pero descartan por completo dar el debate sobre la responsabilidad de los dueños de medios y la censura que aplican en las salas de redacción.

La inauguración de este evento estuvo encabezada por el presidente de Wan-Ifra, el sueco Tomas Brunegard, quien saludó la decisión de traer el congreso de esta asociación de periódicos por primera vez a un país hispanohablante de América Latina y no desaprovechó la oportunidad para lamentar lo que a su juicio representan  obstáculos para la libertad de prensa en todo el mundo, no sin antes centrarse en el caso particular de Venezuela.

Miguel Henrique Otero, director ejecutivo de ‘El Nacional’ (Venezuela); Armando Castilla Galindo, editor de ‘Vanguardia’ (México);  Carlos Pérez Barriga, director de ‘El Universo’ (México); Roberto Pombo, director de EL TIEMPO, y Claudia Gurisatti, directora de servicios informativos de RCN TV, encabezaron un panel sobre el liderazgo de las corporaciones mediáticas que dominan y analizaron lo que ellos consideran son sus retos y oportunidades haciéndose de la vista gorda en debatir la censura que ellos imponen en sus respectivos medios de comunicación.

Nuevamente, Miguel Henrique Otero se victimizó y no asumió la responsabilidad de utilizar ese medio de comunicación para mentir deliberadamente y dañar al periodismo en el país. No obstante, si indicó que desde hace más de un año no puede vivir en Venezuela según dizque por haber publicado un reporte del ‘ABC’ de España que “informaba” investigaciones en Estados Unidos en contra de Diosdado Cabello.

Asimismo, Pérez Barriga lamentó la Ley de Comunicación que se promulgó recientemente en Ecuador al considerarla un instrumento que pretenden la censura o la autocensura del Estado pero nada que analizó sus formas para censurar o autocensurar a periodistas.

Castilla comentó los asesinatos de periodistas en México, cuya cifra supera los 50 en los últimos cinco años. “Llevamos ya cinco asesinatos de periodistas en este año y la situación es particularmente grave en el estado de Veracruz”, reveló el editor de ‘Vanguardia’.

Por su parte, el director de EL TIEMPO se refirió a hechos como el secuestro de la columnista de este diario Salud Hernández y afirmó que ve un hilo conductor muy preocupante en cuanto tiene que ver con la violencia. Pombo sugirió unir esfuerzos multinacionales en contra de las violaciones a la libertad de expresión, lo que pudiera incluirse en la campaña de descredito internacional contra países como Venezuela, Bolivia y Ecuador.

De igual forma, Pombo alertó sobre la acción de autoridades judiciales que según él pasan por encima de normas de libertad de expresión. Y citó el caso del diario ‘El Heraldo’, cuyo director, Marco Schwartz, podrían ir a prisión.

En fin, el encuentro sirvió para hacer un repaso por los derechos de los dueños de medios, desconocieron la voluntad de los periodistas por mejorar el oficio, pero por sobre todas las cosas invisibilizaron en esta gala inaugural sus deberes para con sus audiencias.

 

Con información de EL TIEMPO

Anuncios