Conciencia Periodística

Por la libertad | Contra el libertinaje

Periodismo Informativo

OBJETIVO GENERAL

Proporcionar al estudiante las herramientas fundamentales para manejar apropiadamente los géneros del periodismo informativo.    

 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 

  1. Familiarizar a los estudiantes con la realidad del periodismo informativo en tiempos globales y con los retos que plantea a las nuevas generaciones de periodistas. Asimismo, iniciarlos en el manejo de la actividad periodística a través del conocimiento de los géneros, entendidos como modalidades de interpretación social, a fin de enriquecer su formación como futuros profesionales.
  2. Analizar las fuentes de información y las atribuciones en el texto noticioso. Manejar las técnicas de los géneros y su impacto en la opinión pública.
  3. Identificar la estructura y características de la noticia como principal género del periodismo informativo.  
  4. Iniciar al estudiante de comunicación social en el manejo de la actividad periodística propiamente dicha, a través del conocimiento de los esquemas comúnmente establecidos como géneros del periodismo.

 

HORARIO 2016-II

  • Sección N09I2: Lunes de 6:30 pm a 8:55 pm  en el aula S2-12
  • Sección N09I1: Viernes de 7:15 pm a 9:40 pm  en el aula S3-15

 

PLANIFICACIÓN ACADÉMICA 2016-III

 

CALIFICACIONES DEFINITIVAS 2016-II

 

Pautas centrales para la elaboración de reportajes informativos 2016-III:

  • Producción de medicinas
  • Atención de emergencias en hospitales
  • Seguridad Ciudadana
  • Referéndum revocatorio
  • Precios internacionales del petróleo

 


El Reportaje Informativo

Lecturas asignadas para la elaboración del Ensayo Nro. 1:

DESCARGA AQUÍ —-˃ bit.ly/1Jga4s1
Fuente: Fernández Parrat, Sonia (1998): El reportaje en prensa: un género periodístico con futuro. Revista Latina de Comunicación Social, 4. Recuperado el 5 de mayo de 2016 de:
http://www.ull.es/publicaciones/latina/z8/r4absonia.htm.
Fuente: Herrera, Earle (1991). El reportaje, el ensayo. De un género a otro. Caracas: AVN.

La Noticia

Material de apoyo:

Organización de la noticia


Lectura para el segundo ensayo

Los cinco sentidos del periodista: (estar, ver, oír, compartir, pensar)


La Reseña

Al estudiar los géneros informativos nos damos cuenta la estrecha barrera que existe entre uno u otro de los elementos que componen a esta gran familia. En tal sentido, se hace necesario que desarrollemos la capacidad para identificar plenamente cada género.  El proceso de identificación de cada uno variará según sus características, funciones o técnicas empleadas.

Si tenemos que conceptualizar al género “reseña”, el más simple de los significados sería que se trata de un relato descriptivo acerca de un acontecimiento público que es presenciado por el periodista.

Olga Dragnic, trasciende ese concepto y aporta que este género periodístico informativo “tiene como fin proporcionar al lector o receptor una versión sobre el desarrollo de un acontecimiento importante”.

Por su parte, Ángel Zago, alude que la reseña busca “informar acerca de espectáculos públicos de carácter político, cultural, deportivo, social. Hechos en donde está presente un auditorio, concurrencia, espectadores o muchedumbre”.

Aunque existen autores que intentan sólo distanciar al género reseña de la noticia en cuanto al espacio ocupado en los medios, como es el caso de Álex Grijelmo en su obra “El Estilo del Periodista”, considero fundamental que debemos ahondar en las diferencias marcadas entre ambos géneros para poder entender la delgada frontera que existe entre uno y otro.

Es cierto que el género noticia responde al QUÉ a través de la técnica de la narración, mientras que la reseña puede responder al CÓMO, pero empleando la descripción, y que ya por ello, no tenemos que ser unos eruditos para conocer que esto marca una de las primeras características dispares entre ambos géneros informativos.

El proceso de diferenciación de ambos géneros se complica toda vez que en España le atribuyen el nombre de “crónica” a nuestra reseña. Por su parte, en Estados Unidos, se trata a nuestra visión de reseña como noticia, ya sea una noticia de evento deportivo, noticia de evento político, noticia de discursos, etc.)

Si bien, desde el punto de vista de la estructura de ambos géneros informativos, se emplea la misma forma de jerarquización de los elementos informativos, en nuestro caso, como ya hemos empezado a afirmar, el género reseña tiene su “personalidad” a pesar que como integrante del mismo grupo familiar se parezca mucho a la noticia.

Al adentrarnos más entre las diferencias entre ambos géneros, nos topamos que la noticia se ocupa de hechos cambiantes, mientras que la reseña de eventos. Un ejemplo de ello es el siguiente:

Noticia: Un partido político, a través de uno de sus voceros, convoca a una movilización a favor o en contra ante un determinado hecho.

Reseña: Día de la marcha a favor, recorrido, participantes, colores, incidencias, etc.

Otra de las diferencias que podemos encontrar es que la noticia atiende más a la noción de última actualidad , mientras que la reseña tiende a incorporar la noción de actualidad permanente, es decir, una relata un hecho novedoso, otra escribe sobre algo que ya pasó o continuará pasando por un período determinado. La noticia tiene vida efímera. Muchas de las reseñas están condicionadas por la urgencia pero pueden vivir más allá de un día.

La tercera divergencia estriba en el propósito de los géneros. En el caso de la noticia es meramente informativo. Por su parte, en la reseña no sólo se informa, sino que también detalla e intenta que el lector comprenda la acción social. No obstante, entre las características de mayor incidencia es que la reseña permite anticipar o sustituir la experiencia del lector.

La cuarta discrepancia es que en la noticia el reportero recurre a fuentes prominentes, en tanto que  en la reseña el periodista puede usarlas pero también recurre a su capacidad de observación y a los testimonios de la gente.

Otra disparidad radica en que el redactor de noticia no es necesariamente un especialista en la materia, mientras que  el redactor de reseñas, al tener que explicar y profundizar, debe manejar ciertos códigos de la temática. Aun así, es pertinente aclarar que la lectura, investigación previa y seguimiento a la fuente es fundamental para ambos casos.

Para cerrar, debemos reiterar que la noticia es narración por excelencia, en contraposición a la reseña, que en ella no sólo se narra, sino se describe, también hay diálogo y argumentación a partir de lo observado en la reacción del público.

Entre la clasificación tradicional del género reseña encontramos las políticas, culturales, deportivas, de espectáculos, de libros.

Si estamos buscando de qué puedo hacer una reseña y anteriormente afirmamos que se trata de un evento que congregue público, entonces podemos indicar que nuestro trabajo periodístico puede tratar sobre una marcha, un concierto, una obra de teatro, un mitin, un discurso del Presidente, un foro, la proyección de una película, el bautizo de un libro, así como de cualquier evento deportivo, artístico, cultural o social.

Autores como Mariela Torrealba clasifica a las reseñas como orales: aquellas donde predomina la palabra como en los foros, discursos, asambleas o alocuciones; Documentales: un libro, un informe, una película, un programa de radio y televisión, un sitio web, resultados de una investigación; Visuales: exposiciones en sus diversas manifestaciones; y, de procesos complejos: espectáculos, competencias deportivas, manifestaciones.

Otro de los puntos que debemos aclarar son las diferencias que estriban entre el género “reseña” (netamente informativo) y la crónica (género híbrido entre información y opinión), así pues:

Desde el punto de vista del ámbito, la reseña se ocupa de espacios de encuentro social, de acontecimientos actuales y significativos; la crónica no tiene límites ni se limita por el espacio.

En cuanto a la fuente, La reseña incorpora de manera privilegiada la observación y las reacciones del colectivo; la crónica puede usar fuentes pero no para demostrar o probar.

Según los recursos expresivos empleados Ambas describen, narran, pueden incluir diálogos. Pero el cronista atiende a sus necesidades expresivas y el periodista al hacer reseña, a sus deberes informativos.

Finalmente, en lo que respecta a la actualidad La crónica puede ser actual, mientras que la reseña tiene la obligación de serlo.

La presencia in situ del periodista

Uno de los factores fundamentales para trabajar el género reseña es la observación. A través de ella, podemos percibir una serie de estímulos que harán que nuestro trabajo periodístico tenga mayor calidad. Sin bien es cierto, este género se enmarca dentro de la familia de los informativos y nuestras percepciones particulares no deben ser el punto de lanza de nuestra labor, la observación de las reacciones del público (en términos de asistencia, audiencia, comportamiento), nos llevará a desarrollar un mejor relato descriptivo.

Es por ello, que en el caso de la reseña se hace imperiosa la presencia del periodista en el evento. No es un mero capricho por seguir ocupando el congestionado tiempo de quienes tenemos la maravillosa oportunidad de hacer periodismo. Por el contrario, es un paso fundamental para realizar un buen trabajo.

Si bien es cierto, los eventos públicos son normalmente previstos, por cuanto el periodista puede prepararse con antelación (proceso de investigación), los factores de observación alimentarán el carácter descriptivo de este género.


 

La entrevista periodística

La entrevista, en el sentido estricto, es un diálogo entre dos o más personas que responde al formato de pregunta-respuesta. Sus elementos principales son un entrevistador, que efectúa las preguntas, y un entrevistado, normalmente experto en una materia de interés social, que las responde.

Uno de los valores de la entrevista es el hecho humano, de diálogo, de intercambio que se genera entre entrevistador y entrevistado.

 

¿Se debe respetar el orden cronológico de las preguntas-respuestas, tal como ocurrió durante la conversación con el entrevistado? No necesariamente, salvo que esto:

  • Cambie el sentido de las respuestas.
  • Saque de contexto parte del diálogo

Se debe realizar una limpieza del diálogo puesto que en ocasiones el entrevistado utiliza muletillas, repeticiones innecesarias, términos coloquiales, que se le pueden ahorrar al lector.

Según Alex Grijelmo:

Si conviene mejor al orden de la entrevista, podemos resituar las preguntas descolocadas.

Es necesario incorporar elementos de color, circunstancias, descripciones, comentarios explicativos, para enriquecer la información y hacerla más atractiva.

  • Narrativos: anécdotas, sucesos ocurridos dentro o al margen de la conversación y que resulten pertinentes.
  • Descriptivos y conceptuales: retrato del interlocutor, gestos.

 

Clases de entrevistas periodísticas

Se pueden clasificar las entrevistas periodísticas de acuerdo a su objetivo en:

  1. De opinión: Su intención es que el entrevistado manifieste su opinión sobre un determinado hecho o tema.
  2. Informativa:El objetivo principal es que el entrevistado proporcione información sobre un determinado tema.
  3. De personalidad o semblanza:Su intención es que el entrevistado se muestre tal como es y que proporcione un retrato de su personalidad o imagen a través de sus declaraciones.

Por su modalidad la entrevista periodística se puede disgregar en:

  1. Entrevista estructurada o formal: Se realiza sobre la base de un cuestionario previamente elaborado.
  2. Entrevista no estructurada o informal:Se trata de preguntas respondidas en una conversación informal sin seguir ningún patrón.
  3. Entrevista focalizada: Su realización requiere una gran experiencia, habilidad y tacto. Está enfocada en ahondar una cuestión delicada y se realiza sin sujetarse a una estructura formalizada.
  4. Entrevista no dirigida: El entrevistado tiene completa libertad para expresar sus sentimientos y opiniones y, en función de ellos, el periodista va encaminando la entrevista.

 

Cómo hacer una buena entrevista…

  • Selecciona el tema que vas a tratar en tu entrevista.
  • Documéntate bien, investiga para que puedas llevar las riendas del diálogo.
  • Selecciona la fuente según el tipo de entrevista.
  • Diseña un cuestionario con preguntas claves. Aunque recuerda que muchas otras preguntas nacerán espontáneamente.
  • Haz la entrevista cara a cara para no perder detalles y puedas describir el contexto.

 

Como sugerencia…

Durante el contacto inicial crea un ambiente agradable y de confianza. Antes de realizar las interrogantes, es preferible que establezcas una conversación relajada que no guarde relación directa con la entrevista. Esto te ayudará a consolidar un vínculo con el entrevistado.

 

Debes formular preguntas claras y ordenadas. Si se trata de una entrevista no estructurada (sin cuestionario previo), puedes plantear tus preguntas dentro del contexto general de la conversación. Si la entrevista es estructurada, las preguntas tendrán un carácter más metódico.

 

Para obtener y completar respuestas, debes tener cuidado de no orientar o sugerir respuestas inadecuadas a tu entrevistado, así como controlar bien el énfasis de las preguntas.

 

Al registrar respuestas, lo más recomendable para ahorrar tiempo y soportar con la mayor veracidad los hechos, es importante que realices anotaciones directas y emplees una grabadora.

 

Otros tips de importancia…

 

  • Acude a la entrevista vestido propiamente y bien arreglado.
  • Colócate a un nivel de igualdad con el entrevistado.
  • Ten siempre un plan B para la recolección de los datos (grabadoras, baterías adicionales, etc.)
  • Formula primero las preguntas más sencillas.
  • Observa atentamente al entrevistado.
  • Manifiesta tu interés por lo que contesta.
  • No condiciones jamás las respuestas.
  • Anota las frases y palabras lo más fielmente posible.
  • Establece algún vínculo con el entrevistado, como, por ejemplo, dirección y teléfono por si necesitas información, aclaratorias o datos adicionales.
  • No repitas las preguntas que ya han sido contestadas.
  • Concede a tu entrevistado el tiempo suficiente para pensar sus respuestas.
  • Está pendiente del contexto donde se desarrolla el diálogo.

 

Es momento de redactar…

Lo primero que debes hacer es diseñar previamente un esquema de redacción, jerarquizando los elementos en función de su valor de interés periodístico.

Define con claridad la extensión y el estilo que vas a utilizar para tu entrevista. Puede ser formato pregunta-respuesta o parafraseada.

No olvides poner en práctica tus conocimientos en materia de reglas gramaticales, expresiones lingüísticas, claridad, precisión, exactitud y otros mandatos del lenguaje que debemos conocer y respetar.

Las comillas: Sólo deben utilizarse para lo absolutamente textual e imprescindible

Se utilizan para abarcar palabras, expresiones o ideas completas dichas o escritas por una persona diferente del periodista. Se deben abrir y cerrar en el lugar exacto. En ningún caso pueden encerrar una palabra o expresión que a juicio del periodista resuma el pensamiento del entrevistado.

Al parafrasear o sintetizar la declaración del entrevistado, el periodista tiene que atribuirle a este lo dicho. Para ello, debe recurrir a verbos neutros como dijo o expresó. Pero para no aburrir al lector con una serie de “dijo y expresó”, se pueden utilizar otros verbos, que sin ser sinónimos, pueden servir para alternar distintas formas de atribución.

 

El título:                  

Lo ideal es que el título sea suficiente para enterarse, en líneas generales, del contenido del texto.

  • No se pueden poner entre comillas palabras que no hayan sido pronunciadas textualmente, que no estén en el orden que expresó el entrevistado.
  • Si se utiliza la paráfrasis, esta deberá expresar con toda exactitud la idea que se transcribe.
  • Cada título debe tener un verbo activo.
  • Ningún título puede ser enigmático o críptico.
  • No deben redactarse títulos genéricos.

 

Descarga aquí: Organización de la entrevista

Anuncios

7 comentarios sobre “Periodismo Informativo

  1. Buen día, profesor. Soy Jesús Herrera de la clase de los lunes. El libro de Carlos Abreu, para el Ensayo N°1, no aparece y en su lugar está otro de Fernández Parrat, Sonia. Mi pregunta es, ¿leemos ese en lugar del otro? Gracias.

    Me gusta

      1. Buenos días, profesor. ¿Ya los temas para el reportaje informativo están colgados? No los encuentro. Gracias.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: